Juan de la Herrán y el primer proveedor de Internet de Bilbao

02/11/2015 | Comentarios desactivados en Juan de la Herrán y el primer proveedor de Internet de Bilbao    e-Bilbain@s

Juan de la Herrán

En octubre de 1996 Juan de la Herrán y Txetxu Echevarria constituyen formalmente Agoranet, el que sería el primer proveedor de Internet de Bilbao, con permiso de Kender, que había empezado antes pero con otras aspiraciones. Poco antes habían empezado a ofrecer conexión a los estudiantes del Centro San Luis, que dirigía Echevarria y donde impartía clases De la Herrán.

«En 1996 se empezaba a hablar de Internet, de conexiones, de redes, en Madrid ya había algún ciberbar para conectarse y todo esto era música celestial en Bilbao», recuerda Echevarria, hoy en día jubilado. De la Herrán, que había trabajado previamente para un fabricante de software, fue el encargado de buscar la fórmula de poder conectar alguno de los ordenadores de la escuela.

Y lo consiguió, primero de la mano de Telefónica y después con un radioenlace de 256 Kbps. que conectaba directamente con las antenas de Airtel (actual Vodafone) en el monte Artxanda. El precio pudo perfectamente alcanzar los 6.000 euros al mes. El servidor que después gestionaba las conexiones tanto de la escuela como de los primeros clientes del proveedor fue uno de los primeros Linux de Bilbao.

Así lo recuerda: «¡Teníamos Internet! Para los alumnos era una auténtica novedad. Abríamos incluso los días festivos. Yo era una especie de maestro de ceremonias que iba animando a la gente a conectarse y hacer cosas en la Red. Las páginas web eran estáticas. Esperar diez o quince minutos para ir de una página a otra era algo normal. Se llamaba Ciberdespacio. Esto era una mezcla de cibercafé y ciberlocutorio».

La clientela estaba conformada fundamentalmente por estudiantes y por padres con hijos en el extranjero. «Una madre vino hablando del chat porque su hijo estaba en la universidad de gales. Esta madre se lo contó a otras y así nos vinieron muchos clientes. Teníamos una webcam montada aquí y las madres decían al ver a sus hijos: «Estás muy delgado», recuerda De la Herrán.

Agoranet daba conexión desde sus instalaciones y a domicilio con la ayuda de una batería de modems. Se convirtió de esta manera en uno de los primeros proveedores de acceso a Internet que no estaban en Madrid o Barcelona. Y las grandes empresas de la zona se empezaron a fijar en ellos. Una de ellas fue BBK, que decidió ofrecer conexión a los usuarios de su tarjeta joven, lo que en la práctica multiplicó sustancialmente el número de clientes.

Por entonces entró en la empresa Jorge, el hermano de Juan de la Herrán que con el tiempo terminaría dirigiendo la compañía. Su papel fue ampliar la cartera de servicios y empezar a ofrecer el diseño de páginas web. «Había un hueco de negocio. Empezamos siendo ingenieros con buen gusto y nos fuimos convirtiendo en diseñadores», recuerda Jorge de la Herrán.

Con la aparición de Infovía, un servicio de Telefónica que multiplicó el número de proveedores de acceso, Agoranet dejó de ofrecer conexiones y se centró en el diseño y la construcción de webs para empresas. «Había empresas de informática y agencias de publicidad tradicionales y nosotros nos colocamos en la zona intermedia. Tratamos de mezclar puros diseñadores con informáticos», recuerda Jorge de la Herrán.

Comments are closed.