Sergio Echevarría y el primer comercio de Bilbao en Internet

26/10/2015 | Comentarios desactivados en Sergio Echevarría y el primer comercio de Bilbao en Internet    e-Bilbain@s

Sergio Echevarria

Sergio Echevarría regenta la administración de lotería Hormaechea y es el fundador de Loterias.com, la primera tienda online gestada en Bilbao allá por 1995. Echevarría descubrió Internet de la mano de Javier Alayo, uno de los primeros técnicos del proveedor Sarenet, y atisbó rápidamente sus enormes posibilidades comerciales.

«Entonces solo utilizaban la Red las empresas grandes para mandar documentación e información. Nosotros vimos una oportunidad de hacer otras cosas y, aunque los precios eran caros, pusimos una conexión en la administración de loterías. Reconozco que fuimos un poco osados. Un año después, en 1996, registramos el dominio Loterias.com», explica.

Las páginas las elaboraban él mismo y su hermano Iván y hoy siguen haciéndolo así, lo que explica el aspecto artesanal que todavía mantiene esta web. «Aprendimos con el clásico método de prueba-error, viendo cómo quedaban los cambios que hacíamos. Fuimos auténticos autodidactas porque nacimos con Internet e íbamos al compás de lo que se iba haciendo», añade.

Como la Red era entonces muy lenta, las páginas apenas incorporaban imágenes y mucho menos vídeos. Después empezaron a colocar gifs animados, lo que les permitió alguna pequeña alegría en el diseño. El contenido lo escribían también ellos mismos y, al ser pioneros, consiguieron que los buscadores les trataran y les sigan tratando como auténticos VIPs.

«Nos pusimos en Internet diciendo qué hacemos y quiénes somos y recibimos muchos mails de gente pidiendo información sobre qué ocurría en Bilbao. Eran personas que estaban lejos y que querían saber qué pasaba aquí. Vimos una gran oportunidad para orientar la página hacia el tema comercial. Vimos que Internet era la herramienta para vender», explica.

Sin embargo, vender boletos no fue sencillo. Al principio solo incluyeron información sobre los resultados de los sorteos, que hasta entonces solo era posible consultar a través de la prensa. «Nosotros éramos los primeros que dábamos la información nada más celebrarse el sorteo, lo que nos servía para afiliar a muchos aficionados», recuerda.

Para ello tuvieron que desarrollar un programa que recogía los números y sus premios y los imprimía en la web. Como entonces el sistema no estaba informatizado, aquellas navidades Echevarria tuvo que ir personalmente a Madrid para grabar todos los resultados in situ. Después, los introdujo en la base de datos de la web y los publicó.

«Fuimos los primeros en dar la información y, como no podía ser de tra manera, la web se saturó. Tuvimos que ampliar el ancho de banda y poner más servidores, que entonces costaban una burrada. Pero nos daba mucha publicidad, ya que salíamos en muchos medios. Llegamos a salir a página completa en Expansión o El País. Era super rentable. Mucha gente compraba después de conocernos por Internet, incluso turistas que venían a Bilbao, y llegamos a ver a gente hacerse fotos para colgar en Facebook poniendo que han estado en nuestra administración», explica Echevarría.

Visto el éxito de la web, a los responsables de Hormaeche pronto se les ocurrió vender directamente la lotería por Internet. Los pedidos llegaban por email y, después de recibir el pago por transferencia, los boletos se remitían por correo urgente a cualquier lugar de la Península Ibérica. Con el tiempo esto se digitalizariá para evitar el transporte. «Hoy en día lo hacen mucho. Nosotros nos adelantamos muchos años», recuerda Echevarría.

Es cierto que hoy en día Hormaechea es la cuarta administración de loterías de España, pese a competir con ciudades mucho más grandes. Su posicionamiento se ha debido fundamentalmente a Internet y ahí ha ayudado mucho la antigüedad de su web, uno de los principales factores que emplea Google para ordenar las respuestas en las búsquedas.

La web de Hormaechea recibe actualmente 40.000 visitantes cada día, hasta el punto de competir con grandes medios de comunicación que han llegado a hacer ofertas para comprarla. Solo la página de Loterías del Estado le supera en tráfico. Y esta audiencia se monetiza actualmente mediante publicidad online y ventas de apuestas. En cualquier caso, la administración convencional sigue generando más dinero.

Al margen del negocio, Echevarría está convencido de que lo más gratificante de esta digitalización de un establecimiento comercial ha sido la comunicación con clientes y otros interesados en loterías. «Recuerdo especialmente los primeros mails, que recibíamos en inglés. Hay que tener en cuenta que la palabra lotería se dice igual en muchos idiomas», explica, antes de admitir que hoy en día Internet le parece «mucho más frío».

Comments are closed.