Pedro Luis Barrondo, el primer bloguero vasco

19/10/2015 | Comentarios desactivados en Pedro Luis Barrondo, el primer bloguero vasco    e-Bilbain@s

Pedro Luis Barrondo

Profesionalmente, Pedro Luis Barrondo tiene muy poco que ver con la tecnología y, por edad (tiene unos 50 años) tampoco figura entre los primeros usuarios de Internet. Eso no impidió que en febrero de 2002 se lanzara a escribir el que es, sin duda alguna, el blog más antiguo de Euskadi.

¿Qué le llevó a hacerlo? Barrondo es un escéptico militante. Es decir, un pensador crítico y racionalista con ganas de divulgar sus opiniones sobre las pseudociencias y otros «males» que, a su juicio, acechan a nuestra sociedad. De hecho, por esa misma época él dirigía un boletín que se enviaba por e-mail a otros escépticos, entre los que figuraba el canario Víctor Ruiz, creador de la primera plataforma de blogs hecha en España, Blogalia.

De su mano, Barrondo, que en la Red era entonces conocido como Tenebris, creó el blog «La Taberna de los 100 gaiteros del delirio» con la intención de divulgar el pensamiento crítico a la sociedad a través de supuestas conversaciones entre amigos en torno a una mesa. Entre los primeros «contertulios» figuran el periodista Luis Alfonso Gámez, autor actualmente de uno de los blogs más populares de Euskadi, o Javier Armentia, que pronto crearía su propia web bajo el nombre de «Por la boca muere el pez«.

Poco a poco, la página fue ganando audiencia a medida que sus contenidos aparecían en Google y en otros buscadores. «Cuando creas algo, la principal motivación es que la gente pueda gozar de tu obra, aportar y criticar», recuerda Barrondo, que abrió incluso más blogs, uno de ellos sobre Bilbao y otro sobre poesías y cuentos.

El entusiasmo le llevaba a investigar mucho y dormir poco. «Sacaba tiempo del sueño. Esto se hace hasta altas horas de la madrugada», explica. Pero el trabajo creciente, algunas polémicas y ataques personales que sufrió en la Red y cierta desilusión con lo que iba viendo en Internet le hicieron ir abandonando poco a poco el proyecto.

«Yo me planteaba temas con cierto calado, que llevaban mucho tiempo de preparación. Ni se me habría ocurrido hablar en el blog de los granos que tenía en el rostro o de si me vas el fucsia que el verde», explica con cierta perplejidad ante lo que hoy observa en la blogosfera. «La aparición de Facebook, donde puedes eliminar fácilmente a los tarados y a los pesados, también me convencieron de que me iba a ser más agradable centrarme en círculos menos abiertos. Para conversar e intercambiar opiniones, Facebook es una herramienta muy buena», añade.

Comments are closed.